3 de octubre y… ¡NOS VAMOS!

Kon~!

Tras asegurarme de llevar todos los papeles encima y todas las cosas que necesitaba (esta vez no me olvidé el pijama 😉 ) a las 8 salía de casa con rumbo a la estación de AVE. Cargadísima con las dos maletas (recomendación, no llevéis dos maletas) y con el perro por medio haciendo cabriolas (criatura, pensaba que me la llevaba de paseo…) llego a la estación a las 8:15, sí, vivo a un tiro de piedra, no sé porque salí tan pronto… El AVE salía a las 9 y llegaba a Madrid a las 10:30.

Una recomendación para los señores del AVE es que el espacio del portaequipajes es muy pequeño y hay gente con MUCHO MORRO. Casi nos toca discutir con una señora que había llenado ella solita el portaequipajes, así para comenzar el día con alegría.

Puntual a más no poder a las 10:30 estábamos dando tumbos por Atocha intentando sacar el billete gratuito para el cercanías hasta Barajas en las maquinas del metro. Cuando finalmente preguntamos y obtenemos el billete de la máquina correcta nos subimos al cercanías procurando no matarnos con el pedazo escalón que hay en el tren (¿hola? Y yo con maletón para cinco semanas…).

Como a mitad de camino, se sube una señora al tren que empieza a gritar algo relacionado con que tenía muchos problemas y necesitaba nuestra ayuda, cuando digo gritando, quiero decir GRITANDO, incluso la gente con auriculares la oía.

A Barajas llegamos a las ¿12? aproximadamente, nos quedaba muchísimo rato hasta que saliese el avión así que nos fuimos a facturar las maletas para andar más tranquilas sin tanto bartulo, como habíamos hecho el checkin online (recomendado siempre) pasamos por la fila rápida y en un visto y no visto perdimos de vista nuestras maletas.

Seguía quedando mucho rato, así que fuimos a picotear algo al McDonals de la T4 haciendo tiempo mientras nos volvía a parar una mujer contándonos una milonga impresionante que finalmente se resumía en que si le dábamos dinero. Ese día debíamos tener billetes saliéndonos por las orejas o algo similar.

Cuando se hizo la hora de la salida del vuelo fuimos ya a pasar el control y a hacer fila… menuda emoción, yo nunca había ido en un avión de los grandes y este era gigante, las azafatas estaban guapísimas con el uniforme… Creo recordar que salimos con algo de retraso, aunque no podría asegurar exactamente cuanto tarde.

Una vez dentro del avión nos dieron la mantita y los aperitivos. Yo, me puse a buscar a ver que se cocía por la televisión/pantalla que tiene cada asiento, había muchas peliculas, series y música. El vuelo iba a durar unas seis horas aproximadamente, así que me dio tiempo a ver dos películas y media. Un pequeño inconveniente de ir con una compañía árabe es que, ¡oh si! Las películas están subtituladas a árabe la gran mayoría y muchas no estaban con audio en español… de hecho V-san asegura que su pantalla no tenía subtitulos en inglés…

Yo pasé un vuelo bastante bueno hasta llegar a Doha, aunque es cierto que me aburrí un poco, es curioso ver como estando allí arriba el tiempo pasa diferente, te montas en Madrid y al cabo de un rato estás en Doha, así, sin haber movido ni un dedo.

Nos dieron de cenar y de desayunar, creo que aproximadamente cada dos horas nos daban de comer y constantemente nos daban bebidas, por aquello de no deshidratarnos. La comida, bueno, no estaba mala, nada destacable. Me resultó curioso que se notaba que la reponían en cada zona en la que estábamos, de España a Qatar nos dieron comida “española”, de Qatar a Japón nos dieron comida “qatarí” y a la vuelta sucedió lo mismo…

Al llegar a Doha, había un 100% de humedad y unos 40º grados, (sí, un 3 de octubre). Fue un gran bofetón al salir del avión, además antes de bajar, las azafatas habían estado hablando en inglés explicando que cada escala (o terminal) tenía asignado un color en el billete y según tu destino te bajabas en una parada u otra del autobús que había que coger al bajarte del avión. De todo esto me enteré sobre la marcha ya que nos bajamos medio zombis del avión y asadas de calor, prácticamente nos encorrieron para que nos metiésemos en unos autobuses y en cada parada gritaban mientras nadie sabía que hacer. No obstante, luego lo comprendimos todo.

Cambios de última hora.

こんにちは みんなさん!

Ayer me llamaron de Qatar Airways para decirme que había cambios en mi vuelo. Casi me da un microinfarto… Una vez superado el primer susto me informo la señora que me llamó de que los cambios únicamente eran en el vuelo de vuelta desde Osaka y que sólo se adelantaba una hora la vuelta. En vez de a las 23:40 saldremos a las 22:40 y se aumenta una hora de escala entre los dos vuelos… ¡podría haber sido peor!

La verdad es que no nos importa, al salir de noche no hay mucha diferencia entre salir a las once menos veinte o a las doce menos veinte.

Ya no queda nada, sólo dos semanas que se presentan bastante ajetreadas. Este mes he tenido el último examen de la carrera, he tenido que depositar el proyecto y en menos de una semana me toca defenderlo… así que va a ser un pre-viaje muy movidito.

Sayonara~

Itinerario definitivo

こんにちは みんなさん!

¡Ya tenemos nuestro itinerario definitivo!

– Salimos de Zaragoza hacia Madrid en AVE, no salió tirado de precio 16€/persona y yo estoy muy contenta porque me apetecía probar a ir en AVE alguna vez y que mejor ocasión que esta en la que tenemos que llevar semejante maletón.

– El AVE nos deja en Atocha por lo que tenemos que coger un tren de cercanías que lleva a Barajas, es gratuito si presentas el billete del AVE y el billete de avión que indique que tu vuelo sale en las próximas horas. No obstante tampoco es muy caro, 2.45€.

– Cogemos el vuelo pasado el medio día desde Madrid directamente hasta Doha, donde llegamos casi a media noche. La escala es corta, una hora y media mas o menos.

– En Doha cambiamos de avión, y este será el que nos lleve directamente hasta Tokyo. Elegimos llegar a Narita porque nos hacía ilusión ver el aeropuerto.

– Estamos en Tokyo hasta el día 31, ese día, salimos hacia Kyoto en autobús nocturno.

– Llegamos a Kyoto sobre las siete de la mañana, a ver que tal nos va tanto viaje en bus.

– Estamos en Kyoto hasta el día cinco, que salimos en bus nocturno hasta Hiroshima.

– El día siete salimos por la mañana de Hiroshima hasta Osaka.

– Estamos en Osaka los días siete y ocho.

– El ocho sale a eso de la media noche el vuelo hacia Doha de nuevo a la que llegamos al amanecer.

– En Doha tras una escala de unas dos horas salimos hacia Madrid donde llegamos al medio día.

Todavía no tenemos claro como volveremos de Madrid a nuestra ciudad, eso todavía está por decidir, puede que nos vengan a buscar o que tengamos que volvernos en AVE o autobús.

Es una gran panzada de autobús ya que hacemos todos los recorridos por Japón en autobús nocturno. A nosotras no nos salía a cuenta cogernos el Japan Rail Pass porque no queríamos hacer la ruta “típica”, solo queríamos ver unas ciudades que nos interesaban ver en este viaje y resultaba bastante difícil hacer el recorrido que queríamos hacer en tren sin hacer la ruta y era igual de costoso en tiempo y más en dinero, así que hemos decidido hacerlo en autobús. Los autobuses en Japón tienen muy buena pinta, son espaciosos y reclinables, tienen cargador USB y también tiene una especie de capota para taparte la cabeza y poder dormir, además de WIFI. A mi personalmente no me gusta viajar en autobús, me agobia y me aburre a partes iguales, pero bueno, es lo que toca y habrá que aguantarlo, quizá después de este viaje me acostumbre, ya os contaré.

¿Qué os parece nuestro itinerario?

¡Tenemos los billetes!

Ahora sí que sí, es definitivo…ya tenemos los billetes, ¡nos vamos!

El jueves por la noche, después de no pocos problemas por fin conseguimos nuestros billetes destino Japón.

Llevábamos mirando varias semanas, y el martes salió una buena oferta con Qatar Airways, ida y vuelta   (entrando por Tokyo y saliendo por Osaka) 586..así que no nos lo pensamos y fuimos a cogerlo.

Primer problema, después de 3 horas asegurándonos de datos, escalas, etc etc..”el CCV2 de tu tarjeta no permite hacer comprar de este importe”…FAIL

Nuestra cara debió ser épica, pero no nos quedo otra que tomarnos un café para ahogar las penas y bajar al día siguiente al banco.

Miércoles…nosotras pensando: bajamos al banco, ampliamos el limite de la tarjeta y los compramos esta tarde. FAIL 2.

Nuestra tarjeta de Ibercaja es Joven y tiene un límite de 600 euros diarios que es inamovible, así que con esa tarjeta era imposible de comprar, por tanto la única solución que nos daba era coger una tarjeta virtual que tardaba 5 días en llegar y patatín patatán..un rollo.

Pensamos otra solución… mi tarjeta de la CAI, que según el contrato tenía un límite de 3000e y no nos debería dar problemas. Quedamos el jueves por la mañana para que T-San me diera su parte de dinero ( in extremis ya que entraba a trabajar a las 9 de la mañana) y yo me fuí para el banco a quitar el límite y por fin poder comprar los billetes. FAIL 3.

Resulta que mi tarjeta estaba inactiva, la tenía que volver a pedir y tardaba tres días…¿pero esto qué broma es? … menos mal que se nos iluminó la bombilla y T-San también tenía un carnet joven que si estaba activo…

Solución: sacar mi dinero y su dinero y volver a quedar a las 4 de la tarde ( in extremis otra vez, yo entraba a las 4.30) para dárselo, que fuera al banco esa tarde, quitar el límite de su tarjeta y POR FIN poder comprar los billetes. 

No hay mal que por bien no venga y los billetes habían bajado 20 euros, no está mal, ¡algo sacamos de bueno!

Por la noche, vía Skype, hicimos la compra y sí…nos dio error ( medio FAIL 4) pero fue que T-San había metido mal un número… al segundo intento…¡billetes comprados! *aplausos*

Así que nuestro viaje queda así:

Salimos el día 3 de octubre (mi cumpleaños por cierto :)) a las 15.30 de Barajas, haciendo escala en Doha de 2h 50 min y llegando a Tokyo sobre las 18:00 del día 4 de Octubre.

La vuelva la hacemos el día 8 de Noviembre a las 23.30 desde el aeropuerto de Osaka, con escala de 1h 30 min en Doha y llegamos a Madrid de nuevo a las 13.30 de la tarde.

Creemos que son buenos horarios y buenas escalas, además la compañía tiene muy buenas referencias…¡veremos qué tal!

Ahora queda lo difícil…esperar >.<