Club de lectura…The raven boys, la profecia del cuervo

Título: The raven boys, la profecía del cuervo
Autor: Maggie Stiefvater
Año: 2013
Colección: The raven boys (tetralogía)
Editorial: SM
Sinopsis:

Cada año, la noche de San Marcos, Blue Sargent acompaña a su madre al camino de los espíritus para ver a los que morirán en los siguientes doce meses. Sin embargo, este año es distinto: Blue, la única de su familia que no tiene facultades adivinatorias, ha visto a uno de estos espíritus, y eso solo puede significar que es su amor verdadero o que lo va a matar.   Él se llama Gansey y es el estudiante más rico del colegio privado más elitista de la zona, la Academia Aglionby, cuyo emblema es un cuervo que todos los estudiantes llevan bordado en el jersey. Junto a Adam, un estudiante brillante, celoso del poder económico de sus compañeros; Ronan, un chico con problemas emocionales desde la muerte de su padre, y Noah, el observador taciturno que apenas habla, forman los chicos del cuervo, y están empeñados en descubrir la ubicación de la tumba del último rey galés, Glendower, el Rey Cuervo.   Blue sabe que debe mantenerse alejada de ellos, porque los chicos del cuervo siempre traen problemas. Aunque nunca podría imaginarse el siniestro y oscuro mundo que los rodea, donde la magia dejará de ser un juego para convertirse en una amenaza mortal.

Opinión:

Cuando empecé este libro me apetecía algo ligero pero que mereciera la pena y ha cumplido mis expectativas. Pese a ser literatura juvenil y fantástica es un libro maduro y bien escrito. Los personajes están bien desarrollados y hay un par de giros con algunos de ellos verdaderamente sorprendentes.

Blue es una protagonista muy buena, no pretende ser perfecta así como no es la típica adolescente (ni en el caso de la típica niña que quiere enamorarse y es atolondrada, ni en el caso de ser una inadaptada). Me deja un poco sorprendida los cuatro chicos protagonistas ya que me parece sorprendente su situación, de acuerdo que son ricos y seguro que les da muchas facilidades pero hay actuaciones que creo no son coherentes con la edad que se supone que tienen estos chicos.

Por otro lado, la forma de escribir de la autora me gusta mucho aunque a veces no llega a quedar del todo claro qué o quién ha dicho algo o el qué ha pasado exactamente.

Tampoco me gusta mucho la forma de tratar el tiempo en esta novela, cuesta un poco identificar la línea temporal…

Pese a estos pequeños “fallos” me ha gustado mucho la novela y sin duda seguiré con la segunda parte (es una tetralogia).

Anuncios

Hamigobias en… Arguis

Para la excursión de octubre teníamos reservado algo especial, queríamos haberlo hecho antes para poder disfrutarlo mucho más con mejor tiempo pero al final tuvo que esperar a octubre. L-san nos propuso ir a su casa de Arguis (Huesca) un pueblecito precioso y tranquilo y nosotras nos lanzamos de cabeza. Aunque tuvimos algunas bajas, como siempre es muy difícil que podamos coincidir todas, V-san tenía un examen, pudimos ir cuatro de nosotras y disfrutar del fin de semana.

Cuándo: 3,4 de octubre 2015

Quienes: A-san, M-san, L-san y T-san. 

Cómo: coche T-san.

Arguis es un pueblo que está a un cuarto de hora aproximadamente de Huesca, en la sierra de Guara, por lo que para llegar desde Zaragoza está genial. Sin prisas salimos sobre las diez y media de Zaragoza y a las doce nos plantamos allí. Tardamos un poquito más porque dejamos a la prima de L-san en Huesca aprovechando que pasábamos por allí.

Nada más llegar nos recibieron los padres de L-san que iban a pasar el fin de semana con nosotras, tras enseñarnos la casa y ver el paisaje tan bonito, hicimos un aperitivo (ya que no pudimos hacer nuestro segundo desayuno) para coger fuerzas y estuvimos jugando con el perro de L-san y disfrutando del buen tiempo que hacía, el Sol iba y venía pero se podía estar sin problemas en el jardín.

Después comenzamos a preparar la barbacoa que íbamos a hacer para comer: carne, ensaladas, pan, chorizo, panceta… ¡nos pusimos las botas! Es una de las cosas que más nos gusta, reunirnos en torno a una mesa ya sea para disfrutar de una buena comida, merienda, desayuno…

Tras recoger todo fuimos a dar un paseo para bajar la comida, ahora los días son más cortos así que aprovechamos al máximo las horas de luz. Bajamos hasta el pantano que estaba con bastante poca agua y luego tomamos algo una vez más al sol (parecíamos lagartijas).

Luego volvimos y estuvimos entretenidas jugando a las cartas hasta la hora de la cena. Tras cenar enchufamos el hogar y pudimos hacer marshmallows al fuego (nos hacía ilusión hacerlo como en las películas americanas y al final nos animamos a comprarlos en Tiger de tamaño XXL) muy ricos por cierto, nos sorprendieron a todas y vimos unos cuantos conciertos de DBSK que llevó A-san.

Al día siguiente, pensábamos volver pronto por la tarde (sobre las cinco), así que aprovechamos la mañana para dar una vuelta por el pueblo. Nos gustó mucho, pese a ser un pueblo pequeño está muy, muy arreglado. Las casas están casi todas revestidas de piedra/hechas en piedra y son preciosas, estilo Pirineo, con balcones con las pocas flores que ya sobreviven en otoño y unos jardines muy cuidados y verdes.

El domingo amaneció lloviendo y así se quedó todo el día, con una lluvia fina pero constante por lo que fue un día de estar en casa con el hogar. Aprovechamos para comer carne a la brasa una vez más, algo difícil de hacer en el día a día.

Después de comer nos subimos a la buhardilla, como adolescentes que se reúnen en casa de alguna amiga en un club secreto, a charlar y jugar a las cartas.

Un fin de semana tranquilo, para recargar pilas y coger con fuerza la semana y despedirnos de las excursiones de varios días hasta el año que viene ya que ahora ya nos va a resultar bastante difícil cuadrar horarios para seguir con el ritmo de viajes así que hemos decidido que serán excursiones de día a partir de ahora e intentaremos ir adaptándolas al tiempo que empezará a hacer más frío.